GallinaHuevosOro.jpg2.4 Condenar al ostracismo.

Esta expresión, esta aceptada en nuestra lengua, con un significado referido al destierro entre los políticos de la antigua Atenas, de manera forzosa o voluntariamente, para abandonar los cargos públicos. Pero su significado más común es el de "dejar solo, marginar a alguien, dejarlo a un lado en algún momento dado".
Pero esta expresión surge a finales del siglo VI a.C. Esta ley de destierro de los políticos, se pone en marcha en pleno s V a.C, y todo era como consecuencia de la tiranía acabada de Pisístrato y de sus hijos, haciendo que los atenienses no quieran más el poder absoluto.
El objetivo de este proceso era retirar de la política durante diez años, a cualquier sospechoso de intentar llevar a cabo una tirania.
El desterrado no perdia ni la ciudadanía ni sus posesiones , pero pasado el tiempo de destierro, pierde su titulo y su actitud de lider, si algún día volvía a la actividad política.
Esta medida se volvió cada vez más común por el hecho de ser utilizada por los políticos que querían deshacerse de sus contrarios, ya que así conseguían alejarlos de la política y no se interponían en sus planes.
Para conseguir llevar a cabo este tipo de destierro, los acusadores tenían que conseguir 6000 votos a favor de la expulsión. Esto se llevaba a cabo mediante una votación en la que los componentes de la acusación debían poner el nombre del acusado en una concha o un trozo de cerámica. Si esta votación salía contraria al acusado, este debía irse de la región del Ática en un plazo de diez días.
El desterrado, pasados los diez años, podía volver al Ática, pero, solo en caso de no haver sido totalmente desterrado por un decreto.
Los nombres de los desterrados se escribían en tejas de barro ("ostrakas", en griego), de ahí la palabra "ostracismo".
En resumen, condenar al ostracismo, es una expresión que significa la marginación social de alguien, excluirlo de las diferentes actividades o acciones que se esten llevando a cabo, sin dejarlo participar, o simplemente, haciendo caso omiso de lo que hace o dice el repudiado.

.